Empleadas domésticas buscan un trato digno

Desde hace 21 años, Marcelina Bautista, ex trabajadora del hogar y directora del Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar (CACEH), comenzó la lucha por los derechos laborales de las mujeres y hombres que trabajan en casa.

Su trabajo cobró mayor relevancia durante la pandemia, en donde 1.6 millones de mujeres perdieron sus trabajos por el confinamiento por COVID-19; Marcelina hoy es una mujer inspiradora, la BBC la seleccionó como una de las 100 mujeres inspiradoras e influyentes de todo el mundo.

Pues juega un papel protagónico para reinventar a la sociedad, la cultura y el mundo. Afirma que uno de los retos es pasar del documento a la práctica, ya que busca que a las trabajadoras del hogar se les dignifique su trabajo, cuenten con seguridad social y no sean víctimas de violencia y abusos.

En entrevista para el programa de televisión “Me lo dijo Adela”, de Heraldo Media Group, comentó que urge para las trabajadoras del hogar en México tener contratos por escrito, afiliación a la seguridad social obligatoria, condiciones de trabajo dignas, un salario mínimo profesional para alcanzar una mejor calidad de vida y el acceso a mecanismos de resolución de conflictos e inspecciones, entre otros derechos.

Explicó que en México hay 2.2 millones de trabajadoras que “todavía no cuentan con todos los derechos que establece la ley, recientemente fue regulada la Ley Federal del Trabajo, próximamente la Ley del Seguro Social; va a ser obligatorio (la inscripción al IMSS), y algo que me emociona mucho decir es que ya al fin se logró la ratificación del convenio 189 sobre trabajo digno para las estas personas, que nos costó nueve años estarle batallando todos los días”.

Comentó que a los 17 años, cuando ya traía la inquietud del Centro seguía siendo trabajadora del hogar “y para viajar e ir a algún taller, yo negociaba con empleadoras, porque lo me decían ‘pues otra vez permiso, a dónde vas'”.

Sin embargo, relató que hasta que participó en un encuentro latinoamericano “decido que me gustan las leyes y ayudar a otras personas y pues qué mejor que en mi sector. Entonces, pues trabajé muchísimo para ello”.

Marcelina Bautista, quien nació en Oaxaca, de Tierra Colorada, sitio que pertenece al distrito de Nochixtlán, un lugar donde se dio a conocer por el conflicto magisterial, señala que hoy el CACEH se ha convertido en un brazo de apoyo para las trabajadoras del hogar.

El CACEH las ayuda a capacitar y profesionalizar, pero como parte de este esfuerzo continuo, ahora también convoca a todos los empleadores, así como a servidores públicos responsables de hacer realidad el Convenio 189 a sumarse a la implementación de la agenda nacional como es el promover el trabajo digno.

¿Tuviste malas experiencias con tus empleadores?

Sí, de ahí surge el deseo de crear esta organización. Yo fui víctima de explotación laboral por ser niña (comenzó a trabajar a los 14 años) y, muchas veces, nuestras empleadoras piensan que somos muy rápidas para hacer los quehaceres, cuando no sucede así les causa enojo. Los hijos de la señora, a veces los que ya eran adultos, si no les gustaba tener a alguien en casa, cada rato me corrían.

Agregó que busca promover un cambio cultural sobre la relación de trabajo, la revalorización del trabajo del hogar, el reconocimiento pleno de los derechos de estas personas y fortalecer las leyes para su defensa.

Con información de El Heraldo de México.

Relacionados
México avanza en la paridad de género en el ámbito de la programación

La demanda de talento especializado y un cuestionamiento en los roles en tecnología han permitido que el país avance en …

El salario mínimo en México tuvo un incremento real de 86.6%

Entre los países que cuentan con un salario mínimo, el promedio de crecimiento real fue de 12.8% en un período …

¿La hora de comida cuenta como tiempo de trabajo?

La gestión adecuada del horario de comida para los trabajadores es un aspecto importante, tanto para las empresas como para …