Comisión de Rendición de Cuentas y Vigilancia de la Auditoría Superior de la CDMX

“El político es una persona y de él se puede hacer una tipología, en función de la cual en un extremo colocaríamos al político ‘realista’ y en el otro al político ‘idealista’. Y eso quiere decir que hay hombres políticos desaprensivos, sin principios, que solo se ocupan de intereses y cálculos de poder, y hay otros políticos que en cambio tienen la mirada puesta en los ideales que persiguen”.
Giovanni Sartori

Capital CDMX
José Luis Rodríguez Díaz de León
15 de octubre de 2018

Ciudad de México.- Con el gusto de saludarles, quiero compartirles que en la I Legislatura, del Congreso de la Ciudad de México, hemos realizado la instalación formal de la Comisión de Rendición de Cuentas y Vigilancia de la Auditoria Superior de la Ciudad de México, cuya integración fue decidida mediante acuerdo de la Junta de Coordinación Política y aprobada por un unanimidad ante el Pleno del órgano legislativo.

En esta comisión legislativa participamos legisladoras y legisladores de todas las fuerzas políticas con representación en el Congreso de la Ciudad, sin duda alguna la rendición de cuentas cobra singular relevancia cuando flagelos a los que nos enfrentamos como la corrupción y la impunidad se encuentran presentes con poderío en el sistema político de nuestro país y la Ciudad de México no ha sido la excepción.

La rendición de cuentas es un concepto vinculado estrechamente con la contención del poder político, de manera inequívoca “el constitucionalismo como una corriente de pensamiento encaminada a la consecución de finalidades políticas concretas consistentes, fundamentalmente, en la limitación de los poderes públicos y en la consolidación de esferas de autonomía garantizadas mediante normas”.

El concepto no es ni con mucho novedoso, toda vez que incluso podemos señalar que en nuestro país desde la Constitución de 1824 se estableció en el numeral 50, fracción VIII, como una facultad exclusiva del Congreso tomar anualmente cuentas al gobierno, de igual manera la Constitución de 1857 en el artículo 72, apartado A, fracción VI, disponía como facultad exclusiva del legislativo examinar la cuenta que anualmente debía presentar el Ejecutivo, de la referencia a los ordenamientos fundamentales de nuestro país, advertimos que esta obligación tiene un antecedente profundo en la formación del Estado mexicano.

La Constitución de la Ciudad de México establece en su artículo 29, Base D inciso f) y h), las facultades del Congreso relativas a la organización de la entidad de fiscalización, así como para llevar a la cabo la revisión de la cuenta pública, por conducto de un órgano especializado en la materia en los términos previstos por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Constitución de la Ciudad y las leyes en la materia.

En consonancia con lo anterior el numeral 62 de la Constitución local determina que la fiscalización de la cuenta pública, se realizará a través de una entidad con autonomía técnica, presupuestal y de gestión, de igual manera establece una obligación a cargo del Ejecutivo local para enviar la cuenta pública de cada ejercicio fiscal del año inmediato posterior.

Hoy en día, nuestra tarea tiene diversos elementos de análisis entre los que destaca la necesidad de focalizar parte del esfuerzo colectivo, en el puntual seguimiento de las acciones que se derivan de las Cuentas Publicas de la Ciudad de México durante los últimos 5 años, tiempo durante el cual, les participo que se han realizado a través de la Auditoria Superior de la Ciudad de México poco más de 916 Auditorias.

Sin embargo, al desagregar los resultados obtenidos, el panorama no es alentador respecto a la eficacia o efectividad de los trabajos realizados, particularmente en relación al fincamiento de responsabilidades y menos aún respecto a los procedimientos de carácter resarcitorio, de tal suerte que para el fincamiento de responsabilidades de carácter administrativo puedo compartirles que la numeralia existente nos reporta que ha sido procedente solamente en cerca de 183 casos y para el efecto de responsabilidades de carácter resarcitorio el número de expedientes no rebasa los 55 casos.

Sin duda alguna, múltiples factores habremos de analizar, para abrir a la ciudadanía las acciones que como congresistas tenemos frente a la facultad de fiscalización, uno de los elementos que debemos fortalecer lo representa la prevención, debemos aprovechar el proceso de transformación política y administrativa de nuestra ciudad para ello y también resulta fundamental avanzar en la tipificación de conductas penales y modificaciones administrativas, propias de los actos de corrupción y los bienes jurídicos que debemos tutelar en sus distintas modalidades y con sus distintos impactos en el desarrollo de nuestra comunidad.

No podemos dejar de señalar, que año con año producto de la corrupción, miles de mexicanas y mexicanos ven afectado su desarrollo y sus derechos en función del inadecuado ejercicio del recurso público a cargo de la Administración Pública capitalina, y de los órganos que constitucionalmente cuentan con Autonomía.

Necesitamos, entrar en un proceso de transformación profunda de nuestra ciudad, y la rendición de cuentas no es la excepción, nuestro grupo parlamentario ha decidido presentar una serie de iniciativas de reformas, adiciones y modificaciones de diversos ordenamientos jurídicos propios del Sistema Local Anticorrupción de los que daremos cuenta en subsecuentes participaciones.

La Comisión de Rendición de Cuentas y Vigilancia de la Auditoria Superior de la Ciudad de México, abrirá sus trabajos a la ciudadanía para conocer de manera conjunta los resultados que arroje la revisión de la Cuenta Pública, así como las auditorias que se aprueben para determinar el correcto ejercicio del gasto público en esta ciudad.

Nuestro papel tiene que ver con la construcción de un nuevo esquema de atención jurídica y generar las condiciones necesarias para dar cumplimiento a las leyes en la materia, locales, federales e internacionales por mandato constitucional.

Tenemos una oportunidad verdadera que no dejaremos pasar, a partir de la integración de este primer Congreso Paritario, que por múltiples razones se hace histórico, la Comisión de Rendición de Cuentas aportará elementos técnicos, jurídicos y sobre todo elementos propios de la exigencia ciudadana que el primero de julio de 2018 decidió salir a la calle a manifestar a través de su voto, universal, libre, directo y secreto un ya basta.

#NoLesVamosAFallar

Publicado en Capital CDMX.

JLRDDL

Licenciado en Derecho por la UNAM, Maestro en Derecho Constitucional, también por la UNAM y cuenta con una especialidad en Derechos Humanos. Diputado de la I Legislatura del Congreso de la Ciudad de México (2018-2021) Como parte de su trabajo en la Academia y la Enseñanza, se ha desempeñado también como Profesor de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales en la Universidad Nacional Autónoma de México.

Ver más
Relacionados
Capítulo 4 de “Vamos Juntos”: Dignificación del trabajo del hogar

Podcast “Vamos Juntos” con José Luis Rodríguez Díaz de León. Capítulo 4: Dignificación del trabajo del hogar. Invitada: María Padua, Secretaria General …

Capítulo 3 “Vamos Juntos”: La Changa: Pionero de los sonideros en la Ciudad de México

Podcast “Vamos Juntos” con José Luis Rodríguez Díaz de León. Capítulo 3: La Changa: Pionero de los sonideros en la CDMX. Invitado: …

Capítulo dos de “Vamos juntos”: Tiempo de mujeres con Olimpia Coral Melo

Podcast "Vamos Juntos" con José Luis Rodríguez Díaz de León. Capítulo 2: Tiempo de mujeres: Ley Olimpia y Derechos de animales. Invitada: …