Congreso local aprueba arresto y multas a “ruidosos”

La regulación de los índices de ruido es un reclamo de las y los habitantes de la Ciudad de México para mejorar las condiciones de vida y reducir el impacto de la contaminación auditiva. La reforma aprobada impactará en el diseño de políticas públicas.

ContraRéplica.
Sheila Casillas.
24 marzo de 2021.

Las sanciones llegan hasta los 8 millones 962 mil pesos o 36 horas de arresto
Ayer, el pleno del Congreso local aprobó el dictamen de reforma y adiciones a la Ley Ambiental, en materia de ruido, para que sea amonestado, arresto de 36 horas, clausura, decomiso, suspensión de actividades y multa por hasta ocho millones 962 mil pesos a quien haga ruido que sobrepasen los 65 decibeles (dB).
Tras casi una hora de discutir varios artículos reservados que, en su mayoría, fueron para corregir errores de redacción, el dictamen fue aprobado con 46 votos a favor, cero en contra y cero abstenciones.
De acuerdo con el documento, presentado por el vicecoordinador de Morena, José Luis Rodríguez Díaz de León, “el ruido se asocia a las actividades humanas que se desarrollan en la zona urbana de la Ciudad de México, pues sus principales fuentes vienen del transporte, industrias, talleres y obras de construcción, sin olvidar bares y cantinas”, destacó el legislador.
El dictamen, en su artículo 186 Sexies, señala que a partir del 1 de enero de 2024, tendrá que elaborarse y, en su caso, aprobar el primer mapa de ruido; a partir de ese momento será actualizado cada cinco años.
Rodríguez Díaz de León, dijo que deberán destinarse recursos de personal y software especializado, por lo que se deberá prever la asignación de presupuesto para su implementación de manera efectiva.
Resaltó que en los núcleos urbanos las fuentes de contaminación acústica son muy diversas, pero por lo general se engloban en cuatro categorías: tránsito vehicular, con el 80% del ruido; construcciones, con el 10%; ferrocarriles, con 6%; así como bares, musicales y otro tipo de actividades, con 4% del ruido restante.
Indicó que en la actualidad hay otros causantes de la situación acústica, como el aumento de la densidad de la población, que contribuye a elevar los niveles de ruido en los núcleos urbanos, particularmente en las zonas donde están los centros de diversión nocturna, especialmente los fines de semana.

Con información de ContraRéplica.

Relacionados
Claves para reducir la jornada laboral sin generar afectaciones

En las rutinas de las empresas puede haber procedimientos innecesarios que ocasionan más burocracia y dificultan la reducción del tiempo …

La capacitación debe ser prioritaria en toda organización o empresa

La capacitación es clave para cualquier organización, una práctica que debe abarcar a todos los colaboradores, sin importar su nivel …

Día internacional de la lengua materna

El Día Internacional de la lengua materna pone de manifiesto que las lenguas y el multilingüismo pueden fomentar la inclusión, …