Igualdad de género en el ámbito laboral

Lograr la igualdad de remuneración es un hito importante para los derechos humanos y la igualdad de género. Ha habido avances y se ha legislado a favor de la igualdad y los derechos humanos, sin embargo sigue existiendo la necesidad de mayores acciones y políticas públicas encaminadas a la igualdad sustantiva.

La prestación de cuidados no remunerada sigue siendo el principal motivo por el que las mujeres están fuera de la fuerza de trabajo. A nivel mundial se calcula que 647 millones de mujeres en edad de trabajar se dedican de tiempo completo un trabajo de cuidados no remunerado, en comparación con 41 millones de hombres que hacen lo mismo.

Menos del 50% de las mujeres en edad de trabajar están en el mercado laboral, una cifra que apenas ha cambiado durante los últimos 25 años, asegura un nuevo informe de las Naciones Unidas. El estudio advierte que el trabajo doméstico y de cuidados no remunerados todavía recae de manera desproporcionada en las mujeres, lo que limita su potencial económico.

La pandemia COVID-19 ha afectado aún más los medios de vida de las mujeres. Las expertas internacionales coinciden en que el covid-19 ha tenido impactos diferenciados sobre los hombres y las mujeres, retrocediendo en los avances logrados en materia de autonomía y empoderamiento económico de las mujeres.

Las mujeres también representan más del 70% de los trabajadores en el sector de la salud, por lo que se enfrentan a mayores riesgos de infección que los hombres en el lugar de trabajo.

La directora del Departamento Condiciones de Trabajo e Igualdad de la OIT, Manuela Tomei, recordó que entre los factores que obstaculizan la igualdad en el empleo, “el que desempeña el papel más importante es el cuidado de los niños y las niñas”.“Lograr la igualdad de género en el mundo del trabajo es posible si se revocan las leyes que discriminan a las mujeres y a las niñas antes de su entrada en el mercado laboral.”

Las mujeres en todo el mundo cada día dedican aproximadamente una media de tres veces más horas al trabajo doméstico y de cuidados no remunerado que los hombres (4,2 horas en comparación con 1,7). En el norte de África y Asia occidental, la brecha de género es aún mayor, y las mujeres invierten siete veces más tiempo que los hombres en estas actividades.

También existe una penalización salarial ligada a la maternidad que persiste durante toda la vida laboral de las mujeres, en cambio, la paternidad se asocia con una prima en el sueldo. Además, los cargos de liderazgo suelen ser escasos para las madres de niños pequeños, sólo el 25,1% del personal directivo con niños de menos de 6 años son mujeres.

La remuneración, por su parte, sigue siendo en promedio un 20% más baja para las mujeres.

En 2020, solo el 47% de las mujeres en edad de trabajar participaron en el mercado laboral, en comparación con el 74% de los hombres, una brecha de género que se ha mantenido relativamente constante desde 1995.

En el país, las mujeres con mayor preparación acceden a puestos de alto mando todavía con remuneraciones que son 50% menores a las de los hombres, criticaron la Red de Mujeres Sindicalistas y la Red Iberoamericana de Municipios por la Igualdad de Género.

La presidenta de la Red Iberoamericana de Municipios por la Igualdad de Género dijo que uno de los temas que más preocupa es la baja participación económica de las mujeres en México, a pesar de que ha multiplicado su escolaridad. Es el país de la OCDE que tiene la más baja participación, e incluso para 2019 ya se encontraba debajo de la tasa de incorporación del resto de América Latina.

Más allá del renovado acuerdo comercial de libre comercio entre México, EUA y Canadá (T-MEC), nuestro país tiene compromisos, obligaciones constitucionales, legales e internacionales, de hacer avanzar los derechos de las mujeres trabajadoras, para esto, el además permite que las mujeres conozcan las disposiciones legales que en materia de sus derechos contempla el T-MEC y la reforma a la Ley Federal del Trabajo 2019, coincidieron especialistas tras analizar el papel de la mujer en el mercado laboral.

Aleida Hernández Cervantes, abogada especialista en género y derechos humanos, refirió la importancia de que el T-MEC contemple un capítulo sobre derechos humanos de las mujeres e igualdad de género.

“Son necesarios mecanismos y un desarrollo de garantías para hacerlos efectivos. Sobre todo, se necesita de un cambio profundo en el orden social de género que está basado en la división sexual del trabajo, la persistente brecha salarial entre mujeres y hombres y la falta de reconocimiento al trabajo del hogar y de cuidados, entre otros factores que requieren ser visibilizados”.

En su intervención, Alex Covarrubias Valdenebro, investigador del Colegio de Sonora, expuso que el avance en la materia en México es insuficiente, y es solo una respuesta a presiones de actores laborales de EU. Agregó que se debe replantear la pregunta de si existe un nuevo modelo laboral en México, ya que a pesar de que se impulsa una reforma para eliminar la subcontratación, el articulado en materia de utilidades refleja una enorme contradicción con las tendencias internacionales y de organismos como la ONU.

Tanto Rosario Ortiz como Inés González, de la Red de Mujeres Sindicalistas y de la Fundación Friedrich Ebert Stiftung, destacaron la importancia de este tipo de estudios que muestran los avances en la materia y compilan argumentos legales útiles al servicio de las mujeres.

Otros datos

  • Un 20% de las mujeres entre 20 y 24 años se casaron antes o a los 18 años.
    Las mujeres representan el 75% de los padres solteros.
  • Un 9,2% de las mujeres entre 45 y 49 años nunca tuvieron hijos.
  • Las mujeres tienen una media de esperanza de vida de 18,3 años después de los 65, en comparación con 15,6 de los hombres.
  • En 20 años se ha logrado reducir en un 27% el embarazo adolescente.
  • Solo un 50% de las mujeres en el mundo pueden decidir sobre el uso de anticonceptivos, o negarse a sostener relaciones íntimas.
  • Solo un 48% de las mujeres tiene acceso o utiliza internet, comparado con el 58% de los hombres
    .
  • Solo el 65% de las mujeres tienen acceso a servicios financieros, comparadas con el 72% de los hombres.
  • Solo 20 mujeres son jefas de Estado o de Gobierno.
  • Un 40% de los jueces del mundo son mujeres.
  • Solo un 13% de los policías del mundo son mujeres.
  • Un 58% de los asesinatos cometidos contra mujeres son perpetrados por sus parejas o familiares.
  • El 80% de los asesinatos de parejas íntimas son cometidos por hombres.

 

Con información de ONU Mujeres y El Economista

Más información.

Relacionados
Claves para reducir la jornada laboral sin generar afectaciones

En las rutinas de las empresas puede haber procedimientos innecesarios que ocasionan más burocracia y dificultan la reducción del tiempo …

La capacitación debe ser prioritaria en toda organización o empresa

La capacitación es clave para cualquier organización, una práctica que debe abarcar a todos los colaboradores, sin importar su nivel …

Día internacional de la lengua materna

El Día Internacional de la lengua materna pone de manifiesto que las lenguas y el multilingüismo pueden fomentar la inclusión, …