Día mundial contra el cáncer de ovario

El cáncer epitelial de ovario (CEO) representa un importante problema de salud pública a nivel mundial y en México. Su creciente incidencia, su diagnostico generalmente tardío y elevada tasa de mortalidad han generado en los últimos años un gran interés en la detección oportuna.

En México, para el año 2015 ocurrieron 291.637 defunciones en mujeres, de las cuales el 13.9% fueron a causa de tumores malignos. Dentro de las neoplasias con el mayor número de defunciones se encuentran el cáncer de mama, cuello uterino y ovario, que en su conjunto ocasionaron 31.3% de todas las defunciones por cáncer en mujeres para este mismo año.

La incidencia y mortalidad por estas neoplasias, se asocian de manera importante a la transición demográfica, ya que existe una relación directa entre el envejecimiento poblacional y la incidencia de neoplasias malignas. Sin embargo, los estilos de vida y capacidad de respuesta de los sistemas de salud marcan los distintos panoramas regionales.

Panorama Mundial
De acuerdo a la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer en 2018, a nivel global, en mujeres de 15 años y más, el continente Asiático representa un 50% del total de las defunciones (184,332) con 92, 111 mujeres que fallecieron por esta causa., mientras que le siguen Europa con el 24.2%, África con 9.1%, Norte América 8.6%, América Latina y la región del Caribe con 7.4% y finalmente Oceanía con 0.79%.

El cáncer de ovario es una neoplasia en la que aproximadamente el 80% de los casos responde al tratamiento primario, sin embargo, presenta una elevada frecuencia de recaída (60 a 70%), debido a que el 75% de los casos son diagnosticados en estadios III y IV; favorecido por sintomatología poco especifica, falta de programas de tamizaje y con frecuencia, desconocimiento de la sintomatología inicial por el personal de salud y la población en general; factores que dificultan el diagnostico oportuno.

La mayoría de los casos se pueden asociar al cáncer de mama y colon . Su pronóstico es malo, básicamente por 4 razones:

  1. En las etapas iniciales del tumor no hay síntomas o estos son mínimos e inespecíficos, haciendo muy difícil el diagnóstico clínico,

2. El 75% de los tumores de ovarios son diagnosticados en etapa avanzada con extensión regional y el 30% con metástasis a distancia,
3. El tumor se disemina tempranamente hacia el peritoneo, y
4. El tratamiento es quirúrgico, asociado a quimioterapia; sin embargo a pesar de una buena respuesta inicial, la progresión de la enfermedad ocurre en la mayoría de las pacientes, por lo que las recaídas son muy fuertes.

México
Por su magnitud, transcendencia y vulnerabilidad, el cáncer de ovario constituye un importante problema de salud pública en nuestro país, debido al incremento en la tasa de mortalidad y por generar elevados costos para las mujeres y sus familias, así como para el Sector Salud, por ello es importante conocer esta neoplasia lo que permitirá establecer un diagnostico precoz, así como un tratamiento adecuado y oportuno en caso de padecer la enfermedad.

En el cáncer de ovario los síntomas suelen ser encontrados de manera incidental al realizar un examen ginecológico o ecográfico de rutina, ya que incluso en estadios avanzados, los síntomas pueden ser inespecíficos.

México no cuenta con una estrategia de tamizaje que permita el diagnóstico temprano y oportuno de esta neoplastia.

¿Qué es el Cáncer de Ovario?
Los ovarios son las gónadas femeninas que alcanzada la pubertad y hasta la llegada de la menopausia, producirán los óvulos para asegurar la reproducción.

El cáncer de ovario es un tumor maligno que se caracteriza por le pérdida de control del crecimiento, desarrollo y multiplicación de las células ováricas con capacidad de producir metástasis inicialmente en el peritoneo y ganglio loco-regionales y posteriormente a distancia, a casi cualquier sitio del organismo.

No se conocen las causas del cáncer de ovario, sin embargo, el riesgo parece estar relacionado con el número de hijos y antecedentes personales o familiares de cáncer de ovario, mama y colon; así mismo se le relaciona con la presentación de la menopausia.

Al igual que otros tipos de cáncer, los factores de riesgo para cáncer ovario pueden agruparse en cuatro grupos:

Factores Biológicos:

Sexo Femenino
Envejecimiento, a mayor edad mayor riesgo
Historia personal o familiar de cáncer de ovario, mama y colon en madre
Vida menstrual de más de 40 años (menarca temprana antes de los 12 años, asociada a menopausia tardía, después de los 52)
Ser portador conocido de los genes BRCA1 o BRCA2

Factores de Historia Reproductiva:

Nuliparidad (No haber tenido hijos)
Mujeres que tienen su primer embarazo a término (completo) después de los 35 años
Haber recibido tratamiento para esterilidad sin lograr un embarazo a término (Citrato de clomifeno)
Usar o haber usado terapia de remplazo hormonal en la peri o postmenopausia por más de cinco años

Factores de riesgo relacionados a estilo de vida, estos son modificables:

Alimentación rica en carbohidratos y baja en fibra
Dieta rica en grasas tanto animales como ácidos grasos trans
Obesidad, principalmente postmenopausia
Sedentarismo
Consumo de alcohol mayor a 15 g/día
Tabaquismo

Prevención
Los niveles de prevención que podemos aplicar para cáncer de ovario son:

Prevención primaria

A) Promover estilos de vida saludables

La disuasión del consumo de tabaco
El control del consumo excesivo de alcohol
La actividad física de 30 a 60 minutos de todos los días de la semana
La adopción de una dieta rica en frutas y verduras y baja en grasas animales, en la que el consumo total de energía solo el 20% corresponda a grasas y menos del 10 % sea de origen animal.
El consumo de ácido fólico

B) Difusión de factores de riesgo

Prevención secundaria
Promover el diagnostico temprano de ovario en mujeres con sintomatología

Detección
No existe una prueba específica para la detección precoz del cáncer de ovario, por lo que todas las mujeres deberán tratar de identificar oportunamente si presentan la sintomatología asociada al mismo.

Diagnostico temprano

La promoción para el diagnostico temprano del cáncer de ovario es compleja, deberá incluir la identificación de sintomatología asociada, identificación de factores de riesgo, el examen clínico, el ultrasonido endovaginal o admino-pélvico y el examen sanguíneo del antígeno CA-125.

Los síntomas más frecuentes de cáncer de ovario son:

Dolor abdominal o pélvico (abdomen inferior)
Aumento del tamaño del abdomen o distensión abdominal persistente
Necesidad de orinar con frecuencia o urgencia
Sensación de plenitud o llenura después de beber o comer una pequeña cantidad de líquido o alimento
Cambios en los hábitos intestinales
Sangrado vaginal en la postmenopausia o entre los períodos
Aumento o perdida de peso
Lumbalgia (dolor bajo de espalda)
Indigestión o nauseas
Cansancio excesivo
Dolor durante las relaciones sexuales o sangrado posterior al coito

Tratamiento
Las decisiones terapéuticas del cáncer de ovario se deben formular de acuerdo con la etapa clínica, reporte histopatológico, condiciones generales de salud de la paciente, estado hormonal, respetando sus derechos sexuales y reproductivos, así como su libre decisión respecto a recibirlas o no, habiéndole informado de manera clara y adecuada, considerando su estado emocional y condiciones socioculturales.

Los métodos terapéuticos que en la actualidad se emplean son:

Cirugía
Radioterapia
Quimioterapia
Biológicos
De ellos la cirugía y la radioterapia tienen una acción local o lo corregional; en la quimioterapia y los tratamientos biológicos, la acción es sistemática.

Con información de la Secretaría de Salud de Puebla.

Infografía desarrollada entre los institutos nacionales de Cancerología (INCan) y de Salud Pública (INSP).

Relacionados
Trabajo por objetivos, uso eficiente del tiempo y reducción de la jornada laboral

El mayor reto de trabajar por objetivos es dejar de pensar en que la productividad está ligada a las horas …

México tiene el peor balance entre vida y trabajo: OCDE

Si sientes que no te rinde el tiempo entre el trabajo y tu vida personal, no eres tú, lo más …

El salario no es lo único que motiva a las personas

De acuerdo con estimaciones de Hays, un poco más de la mitad de las personas trabajadoras está insatisfecha con su …