Día nacional de la salud materna

Con el objetivo de disminuir las complicaciones durante y después de la gestación, este 9 de mayo se conmemora el Día Nacional de la Salud Materna y Perinatal. Este día es una oportunidad para reforzar las acciones que permitan vigilar el desarrollo de la gestación, atención del parto y cuidados del bebé.

La mortalidad materna es inaceptablemente alta. De acuerdo con la OMS cada día mueren en todo el mundo unas 800 mujeres por complicaciones relacionadas con el embarazo o el parto. La mayoría de las muertes maternas son evitables. Las soluciones sanitarias para prevenir o tratar las complicaciones son bien conocidas. Todas las mujeres necesitan acceso a la atención prenatal durante la gestación, a la atención especializada durante el parto, y a la atención y apoyo en las primeras semanas tras el parto.

Los especialistas del sector salud explican que, por ejemplo, con una nutrición adecuada y suplementación con ácido fólico, se pueden prevenir las muertes de recién nacidos con malformaciones congénitas

Por ello y a fin de evitar riesgos, recomiendan a toda mujer embarazada acudir a Control Prenatal, sobre todo en los primeros tres meses, ya que tienen menos riesgo de morir en el embarazo y parto si acuden, al menos, a cinco controles médicos prenatales.

Además, les recuerda que toda mujer tiene derecho a recibir atención médica cuando lo requiera desde el inicio hasta el final del embarazo.

El 24 de marzo de 2016 se público por en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el Decreto Presidencial, por lo cual se establece el 9 de mayo como Día Nacional de la Salud Materna y Perinatal. Se creó este día por las cifras alarmantes: al menos dos mujeres mueren cada día en México por complicaciones relacionadas con el embarazo, pese a que el 80 por ciento de la mortalidad materna e infantil, se puede evitar con acciones preventivas antes, durante y después del parto.

De acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud es particularmente importante que todos los partos sean atendidos por profesionistas, dado que la atención y el tratamiento a tiempo pueden suponer para la mujer y el/la infante la diferencia entre la vida y la muerte. Destaca además los siguientes aspectos a tomar en cuenta:

Las hemorragias graves tras el parto pueden matar a una mujer sana en dos horas si no recibe la atención adecuada. La inyección de oxitocina inmediatamente después del parto reduce el riesgo de hemorragia.

Las infecciones tras el parto pueden eliminarse con una buena higiene y reconociendo y tratando a tiempo los signos tempranos de infección.

La preeclampsia debe detectarse y tratarse adecuadamente antes de la aparición de convulsiones (eclampsia) u otras complicaciones potencialmente mortales. La administración de fármacos como el sulfato de magnesio a pacientes con preeclampsia puede reducir el riesgo de que sufran eclampsia.

Para evitar la muerte materna también es fundamental que se eviten los embarazos no deseados o a edades demasiado tempranas. Todas las mujeres, y en particular las adolescentes, deben tener acceso a la contracepción, a servicios que realicen abortos seguros en la medida en que la legislación lo permita, y a una atención de calidad tras el aborto.

Con información del Gobierno de México.

Relacionados
Claves para reducir la jornada laboral sin generar afectaciones

En las rutinas de las empresas puede haber procedimientos innecesarios que ocasionan más burocracia y dificultan la reducción del tiempo …

La capacitación debe ser prioritaria en toda organización o empresa

La capacitación es clave para cualquier organización, una práctica que debe abarcar a todos los colaboradores, sin importar su nivel …

Día internacional de la lengua materna

El Día Internacional de la lengua materna pone de manifiesto que las lenguas y el multilingüismo pueden fomentar la inclusión, …