Aniversario del nacimiento de Alfonsina Storni Martignoni

Poetisa argentina nacida el 29 de mayo en 1892 en Suiza es uno de los íconos de la literatura posmodernista.  Su poesía está impregnada de lucha, audacia, amor y una reivindicación del género femenino, ya que dedicó su existencia a luchar contra las desventajas y discriminaciones de las mujeres con una prolífica obra como escritora y también como periodista.

Se recibió de maestra rural en Coronda, ejerciendo en la Escuela Normal. Fue profesora de arte dramático y colaboró con varios grupos de teatro juvenil.

En 1911 se mudó a Buenos Aires.

Toda su obra refleja dramatismo, lucha y una audacia inusual para la época. Su temática es, sobre todo, amorosa, feminista y profunda, en donde se refleja un carácter singular, marcado muchas veces por la neurosis.

En el verano de 1935 Alfonsina descubrió que tenía cáncer de mama, descubrió un bulto en el pecho que hasta el momento no se había notado. Fue operada y, aunque se pensaba que era un tumor benigno, en realidad tenía ramificaciones, por lo que la mastectomía le dejó grandes cicatrices físicas y emocionales.

Su muerte, continúa la huella de su transgresora personalidad. Su trágico suicidio, en las aguas de la playa “La Perla”, de Mar del Plata, el 25 de octubre de 1938, le permitió huir de una penosa enfermedad oncológica.

Obras

En la obra Tú me quieres blanca expresa su descontento con el hombre hispanoamericano que quiere que las mujeres sean puras. O en Hombre pequeñito habla sobre la prisión que la mujer puede sentir por las relaciones con los hombres. Storni habló en nombre de muchas mujeres al sugerir que las relaciones entre hombres y mujeres fueran intelectuales y más equilibradas.

Instó al gobierno a otorgar el voto a las mujeres y escribió artículos y ensayos sobre los derechos de las mujeres. El diario La Nación de Buenos Aires publicó varios artículos suyos que escribió con seudónimo y se convirtió en parte de un grupo de escritores, poetas, artistas y músicos de la época que juntos visitaban La Peña, un restaurante donde Alfonsina recitaba su poesía.

Sus obras Ocre (1925) y Poemas de amor (1926) expresan el resentimiento femenino hacia el hombre que simplemente busca la comodidad. Comparadas con sus trabajos anteriores, estos son poemas más cínicos e irónicos que expresan su actitud cada vez más mordaz hacia los hombres.

  1. Dos farsas pirotécnicasBuenos AiresCabautTeatro.
  2. La inquietud del rosalBuenos AiresLibrería de La Facultad1916Poesía.
  3. El dulce dañoBuenos AiresSociedad Cooperativa Editorial Limitada1918Poesía.
  4. IrremediablementeBuenos AiresSociedad Cooperativa Editorial Limitada1919Poesía.
  5. LanguidezBuenos AiresSociedad Cooperativa Editorial Limitada1920Poesía.
  6. OcreBuenos AiresBabel1925Poesía.
  7. Poemas de amorBuenos AiresPorter1926Poesía.
  8. Mundo de siete pozosBuenos AiresTor1934Poesía.
  9. Mascarilla y trébolBuenos AiresMercatali, Impr.1938Poesía.
  10. Entre un par de maletas a medio abrir y Las maneciBuenos AiresEdiciones Católicas Argentinas, Tall. Graf. De1939Discurso/Conferencia.
  11. Teatro infantilBuenos AiresR.J. Roggero1950Teatro.
  12. Cinco cartas y una golondrinaBuenos AiresInst. Amigos del Libro Argentino1959Miscelánea.
  13. Obra poética completa. Poesías completasBuenos AiresSela1968Poesía.

¡Adiós!

Las cosas que mueren jamás resucitan,
las cosas que mueren no tornan jamás.
¡Se quiebran los vasos y el vidrio que queda
es polvo por siempre y por siempre será!

Cuando los capullos caen de la rama
dos veces seguidas no florecerán…
¡Las flores tronchadas por el viento impío
se agotan por siempre, por siempre jamás!

¡Los días que fueron, los días perdidos,
los días inertes ya no volverán!
¡Qué tristes las horas que se desgranaron
bajo el aletazo de la soledad!

¡Qué tristes las sombras, las sombras nefastas,
las sombras creadas por nuestra maldad!
¡Oh, las cosas idas, las cosas marchitas,
las cosas celestes que así se nos van!

¡Corazón… silencia!… ¡Cúbrete de llagas!…
-de llagas infectas- ¡cúbrete de mal!…
¡Que todo el que llegue se muera al tocarte,
corazón maldito que inquietas mi afán!

¡Adiós para siempre mis dulzuras todas!
¡Adiós mi alegría llena de bondad!
¡Oh, las cosas muertas, las cosas marchitas,
las cosas celestes que no vuelven más!

Voy a dormir

Dientes de flores, cofia de rocío,
manos de hierbas, tú, nodriza fina,
tenme prestas las sábanas terrosas
y el edredón de musgos escardados.

Voy a dormir, nodriza mía, acuéstame.
Ponme una lámpara a la cabecera;
una constelación, la que te guste;
todas son buenas, bájala un poquito.

Déjame sola: oyes romper los brotes…
te acuna un pie celeste desde arriba
y un pájaro te traza unos compases

para que olvides… Gracias… Ah, un encargo:
si él llama nuevamente por teléfono
le dices que no insista, que he salido.

Con información de Poemas del alma, Escritoras, El País.

Relacionados
¿Cómo calcular el finiquito?

Generalmente cuando un trabajador renuncia de manera voluntaria a su empleo, la empresa está obligada a pagar una cierta cantidad …

Cómo cumplir con la NOM-036 sobre factores de riesgo ergonómicos en el trabajo

La aplicación de la norma referente a los riesgos ergonómicos en el trabajo fue aplazada a petición de los patrones, …

El reparto de utilidades se hará dentro de los 60 días siguientes a la declaración anual

Una vez que los contribuyentes han cumplido con el pago de los impuestos, es momento de cumplir con otra obligación, …