Aniversario del nacimiento de Hermila Galindo Acosta

Hermila Galindo  defensora de los derechos de las mujeres, periodista, política, maestra, revolucionaria y primera diputada federal, nació el 2 de junio de 1886 en la Ex Hacienda de San Juan de Avilés, Municipio de Ciudad Lerdo, Durango. Cursó los estudios primarios en Lerdo y Coahuila, en esta última ciudad realizó una carrera corta en la Escuela Industrial para Señoritas. A los 13 años comenzó a dar clases particulares en Lerdo, Gómez Palacio y Torreón.

Su acercamiento a la política comenzó el 21 de marzo de 1909, cuando en Torreón, durante una ceremonia conmemorativa del natalicio de Benito Juárez, el abogado Francisco Martínez Ortiz pronunció un discurso exaltando al Benemérito y criticando el gobierno de Porfirio Díaz. Ante este discurso crítico, el alcalde de la ciudad, Miguel Garza Aldape, “recogió el original con el objetivo de que no se difundiera más allá del acto conmemorativo”/1. No obstante, Galindo tomó en taquigrafía la pieza oratoria, por lo que pudo ser dada a conocer en Durango y Coahuila. Ese año conoció en Torreón a los destacados opositores al gobierno de Porfirio Díaz, José Peón del Valle, Diódoro Batalla, y Heriberto Barrón y en Durango a Carlos Patoni, quien la impulsó a continuar con sus trabajos de propaganda revolucionaria.

Después del triunfo de la Revolución Maderista, Hermila Galindo se trasladó a la ciudad de México, donde trabajó como taquimecanógrafa con el general Eduardo Hay y, al mismo tiempo, se desempeñó como profesora en el Internado Nacional de Estudios Preparatorios y Mercantiles. Se incorporó al Club Abraham González, en el que fue designada como oradora para dar la bienvenida a Venustiano Carranza, encargado del poder ejecutivo en su entrada triunfal a la capital del país el 20 de agosto de 1914. La inteligencia y la elocuencia de la oratoria de la joven impresionaron a Carranza quien la invitó a colaborar con él en calidad de su secretaria particular, trasladándose posteriormente con Carranza a Veracruz, ante la inminente llegada a la capital de las tropas de Francisco Villa y Emiliano Zapata.

En Veracruz, Hermila Galindo se inició en el periodismo en el órgano constitucionalista El Pueblo. Su primer artículo se tituló “La mujer como colaboradora en la vida pública”, en la columna denominada “Crónica dominical”. En su texto afirmaba que la mujer debe aspirar a una vida mejor al contar con las mismas cualidades que el hombre, “como la inteligencia, la voluntad, el raciocinio, la memoria y el sentimiento”/2.  Fue una apasionada defensora del Constitucionalismo, por lo que Carranza la envió al extranjero para dar a conocer los ideales de la Revolución. Dictó seis conferencias en La Habana, exhortando a fortalecer la cooperación entre los pueblos de Latinoamérica.

Hermila Galindo fundó y dirigió el semanario Mujer Moderna el cual comenzó a publicarse el 16 de septiembre de 1915, haciéndola una publicación con un enfoque de género adelantado a su tiempo que defendía, entre otros, el derecho al voto de la mujer. En 1916 envió su ponencia “La mujer en el porvenir”, la cual fue leída en la inauguración del Primer Congreso Feminista celebrado en Yucatán del 13 al 16 de enero. En su ponencia, pidió establecer la educación sexual en los planes educativos, lo que provocó se le acusara de inmoral. En el Segundo Congreso Feminista, también efectuado en Mérida, Yucatán, del 23 de noviembre al 3 de diciembre del mismo año, se defendió de las críticas y fue apoyada por mujeres de gran prestigio como Eulalia Guzmán y Matilde Montoya, la primera médica mexicana. En ninguno de los dos congresos hubo consenso en la petición del ejercicio pleno del sufragio femenino. Se acordó comenzar con el derecho a votar en las elecciones locales./3

Sus ideales en defensa de los derechos de la mujer, la llevaron a enviar una iniciativa al Congreso Constituyente, reunido en la ciudad de Querétaro, en la que planteaba la necesidad de otorgar el derecho a votar de las mujeres como un paso importante para incluirlas en la vida política. La iniciativa fue leída el 12 de diciembre de 1916 y rechazada por los Constituyentes. En 1917, desafiando la ley electoral vigente, Hermila se presentó como candidata a diputada federal por el V Distrito Electoral de la ciudad de México y, aunque no ganó la elección, sentó un precedente importante en la lucha por los derechos políticos de las mujeres. Así, además de defender y difundir las tesis del Carrancismo, Hermila Galindo se convirtió en la máxima exponente del feminismo en México entre 1915 y 1919.

En septiembre de 1919 suspendió la publicación de su semanario y se deterioró su relación con Carranza, al publicar el libro Pablo González: un presidenciable, que defendía la candidatura del general Pablo González. Empero, en ese mismo año se dio a conocer el libro de su autoría La Doctrina Carranza y el Acercamiento Indolatino. La correspondencia entre el Presidente Carranza y Galindo hace ver que la publicación contó con la anuencia del mandatario/4.  Cuando Carranza es asesinado el 21 de mayo de 1920, Hermila Galindo desapareció del escenario público. En 1923 contrajo matrimonio con Miguel Enríquez Topete.

El 7 de febrero de 1940 se le otorgó la condecoración al Mérito Revolucionario, en reconocimiento a su amplia acción revolucionaria y fue considerada veterana de la Revolución por sus servicios a ese movimiento y, recibió cartas de recomendación de dos revolucionarios importantes: Luis Cabrera y Pablo González.

Su labor pionera impulsó el desarrollo de ulteriores movimientos feministas, los cuales demandaron la modificación del artículo 34 constitucional, para garantizar el derecho al voto de las mujeres, aspiración que finalmente fue alcanzada mediante un decreto publicado el 17 de octubre de 1953 por el Presidente Adolfo Ruiz Cortines, quien, reconociendo su tarea, le otorgó el nombramiento honorario de “La Primera Mujer Congresista”/5.  Hermila Galindo falleció un año después, el 19 de agosto de 1954.

1/ Rosa María Valles Ruiz. Hermila Galindo Sol de Libertad, Segunda Edición, México: UAEH-Gernika, 2015. p. 43

2/ El Pueblo, 11 de abril de 1915, p. 2 Biblioteca Digital. Hemeroteca Nacional. Ciudad Universitaria en Rosa María Valles Ruiz. Op. Cit., p. 53

3/ Rosa María Valles Ruiz. Hermila Galindo Sol de Libertad. Tercera Edición, México, LXIII Legislatura Federal, 2017.

4/ Ibídem.

5/ Rosa María Valles Ruiz. Hermila Galindo, Sol de Libertad, México-LXV Legislatura Federal, 2017. p. 182

Fuentes:

Macias, Anna, “Women and the Mexican Revolution, 1910-1920”, The Americas, vol. 37, núm. 1, Cambridge, Cambridge University Press, 1980, pp. 53-82.

Orellana Trinidad, Laura, Hermila Galindo: una mujer moderna, México, CONACULTA, 2001.

Valles Ruiz, Rosa María, Hermila Galindo. Sol de Libertad, Segunda Edición, México, UAEH-Ediciones Gernika, 2015.

Con información de Baxico.

Para leer más “Hermila Galindo y la revolución de las mujeres”
Hermila Galindo, pionera feminista y primera candidata a diputada federal.

Relacionados
Jornadas laborales superiores a la ley se castigarán con hasta 12 años de prisión

Los cambios que entraron en vigor este mes tienen por objeto eliminar el uso de horarios laborales inhumanos y sin …

Múltiples beneficios del trabajo híbrido de acuerdo con estudio

Tras la pandemia, el trabajo digital o a distancia adquirió una relevancia que transformó muchas actividades profesionales. No obstante, tras …

¿Cómo identificar un mal ambiente laboral?

Hoy en día, más allá del salario y las prestaciones, las personas ponen más atención en el campo donde desarrollarán …