Día mundial de la fotografía

El 19 de agosto de 1839 Luis Daguerre presentó ante la Academia de Ciencias de Francia su último inventó: el daguerrotipo, que permitía capturar una imagen a través de un proceso químico. Ese día también se liberó la patente del daguerrotipo, dando lugar al desarrollo de la fotografía.

Pero el Día Mundial de la Fotografía es una iniciativa del fotógrafo australiano Korske Ara que ha ido aumentando su difusión e importancia, de forma que ahora se celebra en todo el mundo.

Desde 2007, a instancias de este fotógrafo se organizaba un concurso de fotografía donde podía participar cualquier persona y cuya recaudación se destinaba a una organización para la atención médica de la infancia.

Desde luego, la fotografía ha cambiado mucho con las nuevas tecnologías, pero el trasfondo permanece invariable. Se trata de que la fotografía tiene el poder de contar historias, inspirar al espectador y lo que es más importante, el poder de cambiar el mundo.

En el Día Mundial de la Fotografía, visibilicemos a las pioneras como Elizabeth Fulham, Isabel Agnes Cowper, Anna Atkins, Madama Fritz, Dolores Gil de Pardo o Gerda Taro, daguerrotipistas itinerantes, fotógrafas, investigadoras, encargadas de estudios familiares o reporteras gráficas.

Elizabeth Fulhame (fl. 1794), de la que se sabe muy poco a pesar de sus brillantes trabajos acerca de las combustiones, que fueron importantísimos para la propia idea de fotografía.

O la historia de la inglesa Isabel Agnes Cowper (1826-1911), quien a pesar de haber trabajado durante más de 23 años como fotógrafa oficial del South Kensington Museum (anterior nombre del Victoria & Albert Museum de Londres), ha estado eliminada de la historia de la institución hasta hace muy poco.

Otras fueron “eclipsadas por ser familiares del fotógrafo oficial de la galería y se las consideró simples auxiliares”, explica la experta. Es el caso de Constance Talbot (1811-1880), considerada la primera mujer en tomar una fotografía, que en 1832 se casó con el inventor del método fotográfico de positivo-negativo William Henry Fox Talbot. O de Geneviève Disdéri (1817-1878), una de las primeras fotógrafas francesas que regentó el estudio familiar en Brest (Bretaña francesa) mientras su marido, el fotógrafo Eugène Disdéri, probaba su suerte en París.

Los nombres de Anna Atkins (1799-1871), Julia Margaret Cameron (1815-1879) o Lady Clementina Hawarden (1822-1865) sí tuvieron la suerte de contar con algo más de atención por parte de la historiografía.

“Cada una de estas fotógrafas, y las que todavía quedan por descubrir, han aportado algo a la fotografía, tanto por el interés que como grupo han prestado a este nuevo medio, como por la relación personal que cada una de ellas mantuvo con la cámara fotográfica”, explica Stéphany Onfray, historiadora del arte y experta en historia de la fotografía.

En México la primera mujer fotógrafa fue Lola Álvarez Bravo (Dolores Martínez de Anda) se desempeñó como reportera gráfica, fotógrafa comercial y documental, retratista profesional y artista plástica. Abarcó gran diversidad de temáticas bajo la influencia de Edward Weston, Tina Modotti y Manuel Álvarez Bravo. Destacan sus imágenes documentales de la vida cotidiana y sus experimentos con el fotomontaje y el fotomural.

Apasionada de la imagen, la artista es considerada una de las fotógrafas más prolíficas, cuya obra es apreciada como una “biografía visual” de los ámbitos artístico, urbano y rural del México del siglo XX.

En la década de los años sesenta, Lola Álvarez Bravo fue jefa del Departamento Fotográfico del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) donde registró la obra de destacados pintores, además trabajó para el Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM y para diversas secretarías de Estado.

Una de sus primeras exposiciones en el Palacio de Bellas Artes la presentó en 1944, con 28 fotografías; posteriormente en las décadas de los cuarenta y cincuenta, Lola se erigió en figura importante de la promoción y la organización de exposiciones de arte mexicano, varias llevadas a cabo en INBAL. Fue en 1965 cuando se expusieron retratos de la artista jalisciense, bajo el título Galería de mexicanos: 100 fotos de Lola Álvarez Bravo.

 

Leer más en Día Mundial de la Fotografía: Las pioneras siguen siendo invisibles para la historia.

Relacionados
Pepena, trabajo esencial contra el cambio climático pero sin derechos laborales

El trabajo de los recicladores es esencial, pero laboran en la precariedad absoluta y con el peso de estigmas y …

El 2 de junio, día de las elecciones, es un feriado o día de descanso obligatorio

Aunque el día de las elecciones una persona trabaje, no significa que no pueda acudir a las casillas a ejercer …

Marcelina Bautista se dedica a defender y promover los derechos para las trabajadoras del hogar y las personas cuidadoras

En México, 2.2 millones de mujeres se dedican al trabajo doméstico remunerado. De todas ellas, solo 4% cuenta con condiciones …