Develan esculturas en el Paseo de las heroínas

Autoridades de la Ciudad de México, encabezadas por la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, develaron las esculturas de Doña Josefa Ortiz, Gertrudis Bocanegra, Sor Juana Inés De La Cruz y Margarita Maza en avenida Paseo de la Reforma con el objetivo de visibilizar la participación de las mujeres en la historia de México.

La mandataria capitalina aseguró que desde que inició su administración, se tomó la decisión de hacer el “Paseo de las Heroínas”, en el cual se inmortalizó a mujeres que representan un símbolo en la historia de México como “forjadoras de la patria”.

A continuación el mensaje completo de la jefa de Gobierno: “Muchas gracias; muchas gracias a Nashieli Ramírez, Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, por estar aquí con nosotros; a Marina Núñez, subsecretaría de Cultura del Gobierno de México; al equipo, Vannesa, Ingrid a Marcela, al Consejo de Cultura de la Ciudad de México; a las niñas de las distintas escuelas que están aquí con nosotros; amigos y amigas; y, Martha Ferreira, que es del Instituto de las Mujeres del Gobierno de México.

En esta avenida, en Reforma, desde que entramos prácticamente, al gobierno tomamos la decisión de hacer este Paseo de las Heroínas; hoy, el Paseo de las Heroínas tiene dos monumentos, dos estatuas, una a Leona Vicario y otra a mujeres forjadoras de la Patria.

Y, el día de hoy se develan cuatro nuevas esculturas: la de Josefa Ortiz de Domínguez o Josefa Ortiz Téllez-Girón; Gertrudis Bocanegra Lazo; Margarita Maza de Juárez o Margarita Maza Parada; y, Sor Juana Inés de la Cruz.

María Josefa Ortiz, nació el 8 de septiembre de 1768 y falleció el 2 de marzo de 1829, también conocida como “La Corregidora”, nació en la Ciudad de México y, desde su juventud, mostró un gran interés por el conocimiento y el estudio.

Abrazó con pasión y convencimiento la causa libertadora; con valiente determinación, destacó como partidaria y propagandista del movimiento independiente propuesto por Miguel Hidalgo y otros conspiradores que se reunían en su casa de Querétaro. En 1948, su nombre fue inscrito en letras de oro del Congreso de la Unión, considerada “Heroína Ilustre”.

María Gertrudis Bocanegra Lazo Mendoza, nació el 11 de abril de 1765 y falleció el 11 de octubre 1817. Originaria del estado de Michoacán, se le conoce como “La Heroína de Pátzcuaro”; simpatizó con los ideales del movimiento insurgente y, a pesar de perder algunos de sus familiares en la contienda, siguió prestando sus servicios a la causa como mensajera y como espía.

En su casa celebraba reuniones clandestinas; acusada del delito de sedición y conspiración, fue aprehendida y fusilada, por negarse a proporcionar referencias sobre sus compañeros de lucha.

Margarita Maza Parada, nació el 29 de marzo 1826 y murió el 2 de enero de 1871. Nació en la ciudad de Oaxaca en 1843; rompiendo con todos los convencionalismos sociales, se casó con Benito Juárez.

Promovió las Leyes de Reforma afrontó la persecución política de los gobiernos conservadores, organizó actos a favor de la causa Republicana y negoció con el Presidente de Estados Unidos el apoyo al gobierno liberal; defendió la soberanía de la patria en los momentos de mayor incertidumbre en el México del siglo XIX.

En 1966 su nombre también fue inscrito con letras de oro en el Congreso de la Unión.

Sor Juana Inés de la Cruz, o Juana Inés de Asbaje Ramírez de Santillana, nació el 12 de noviembre de 1648 y falleció el 17 de abril de 1695. Conocida como “La Décima Musa”, nació en San Miguel Nepantla, actual Estado de México, pasó la mayor parte de su vida en el Convento de San Jerónimo en la Ciudad de México.

Poseedora de una proverbial inteligencia y conocimiento enciclopédico, enalteció con su poesía, dramaturgia, las letras del siglo XVII en la Nueva España; incursionó en diversos campos del saber que, para su época, eran exclusivos para los hombres. En sus cartas, defendió el Derecho de las mujeres a la Educación y a la Creatividad.

Para nosotros –lo dije cuando hablamos de este movimiento que se está haciendo del Monumento a Colón–, los monumentos, las estatuas y los nombres de las calles de la ciudad son legados que dejamos para futuras generaciones; son marcas históricas que deben hacernos recordar dignamente nuestro pasado, la memoria histórica que buscamos preservar, que no puede ser la visión solamente de los hombres, tiene que ser necesariamente incluyente y, por eso, también y de las mujeres.

El silencio histórico, el no recordar, el no reconocer es una forma de violencia que somete. El que no haya mujeres en el Paseo de la Reforma es una violencia que somete, aniquila y determina un presente, pero también aniquila un futuro; el silencio histórico se vuelve un ancla que invita la complicidad y dificulta el cambio.

Hacer el Paseo de las Heroínas con 14 mujeres les habla a las niñas y también a los niños, a las y a los jóvenes, y al legado.

Las mujeres han sido parte fundamental de la historia como luchadoras, pero también como ingenieras, como médicas, como escritoras. El cambio cultural que representa este Paseo de las Heroínas es un reconocimiento de las mujeres en la historia de México, en los acontecimientos; y, deja un presente y deja un legado para las actuales y paras las futuras generaciones.

No somos ni estamos detrás, somos y hemos sido forjadoras de nuestras vidas y forjadoras de nuestra Patria; monumentos a mujeres son símbolo de un nuevo legado, el reconocimiento de lo que han sido, es y de lo que podemos ser.

Lo mejor que puede ocurrir es que las niñas de nuestra ciudad, de nuestra Patria, pasen por Paseo de la Reforma y se reconozcan en estas mujeres que hoy estamos inaugurando en el Paseo de las Heroínas; que se reconozcan que pueden ser lo que deseen ser, es el reconocimiento de que luchamos, de que no estamos escondidas en la historia, que –por el contrario– somos protagonistas de los cambios.

Es un mensaje de presente y es un mensaje de futuro para las siguientes generaciones: somos las mujeres forjadoras de la Patria.

Muchas gracias.”

Por otro lado, Nashieli Ramírez, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Ciudad de México, destacó que la develación de los monumentos es un acto cultural que tiene impacto en el espacio, pues se hace un borrado de lo invisibilizado por años en cuanto a la participación e incidencia de las mujeres en la política.

La presencia de estas cuatro mujeres contribuye a una narrativa de la historia con perspectiva de género, es contar de nuevo la historia, así lo mencionó la funcionaria, quien aseguró que las relaciones de poder se construyen con el tiempo, pero se reconstruyen en el espacio.

Relacionados
El 2 de junio, día de las elecciones, es un feriado o día de descanso obligatorio

Aunque el día de las elecciones una persona trabaje, no significa que no pueda acudir a las casillas a ejercer …

Marcelina Bautista se dedica a defender y promover los derechos para las trabajadoras del hogar y las personas cuidadoras

En México, 2.2 millones de mujeres se dedican al trabajo doméstico remunerado. De todas ellas, solo 4% cuenta con condiciones …

Cómo identificar los tipos de agotamiento laboral

El agotamiento es un problema que deben solucionar las empresas de manera integral para evitar que tenga repercusiones en sus …