Consejos para no engordar si comes en el trabajo

En muchos puestos de trabajo se lleva a cabo una vida completamente sedentaria. En este contexto apenas se camina, los glúteos permanecen en la silla durante largo tiempo, se suceden malas posturas que acaban con contracturas e incluso se utiliza el ascensor para subir una o dos plantas.

Lo peor de todo es que muchas personas no compensan esta rutina tan poco saludable con ejercicio físico. Sin embargo, aún hay más porque en ocasiones para apaciguar nuestro estrés o aliviar nuestra ansiedad o aburrimiento, nos permitimos el lujo de consumir caprichos en forma de patatas fritas, chocolate o cualquier otro alimento que proporcione grasa mala.

Si estás dentro de este grupo, te aconsejamos que adoptes nuevos hábitos alimentarios y que tomes nota de estos consejos para no engordar si comes en el trabajo.

Antes de la pandemia ya adoptábamos esta rutina tan poco beneficiosa para nuestra salud, pero la situación se ha agravado con el teletrabajo al no tener que desplazarnos hasta el lugar de trabajo, con el movimiento que eso conllevaba. Esto hace que engordemos fácilmente y que cueste deshacernos de esos kilos de más.

Por suerte, evitarlo es posible, aunque es necesario seguir una serie de consejos para no engordar si comes en el trabajo, que con la creciente demanda del teletrabajo puede ser desde tu propia casa.

No dejar pasar muchas horas entre el desayuno y la comida. Toma algo a media mañana para que no tengas demasiado apetito en la comida. Ahora bien, no olvides optar por alimentos saludables como una pieza de fruta, una tostada integral con aguacate o tomate y aceite de oliva, o un yogur natural. Es importante evitar el picoteo entre horas, salvo que se trate de alternativas sanas.
Evitar alimentos ultraprocesados. Es clave reducir el consumo de productos ultraprocesados que cuenten con una composición excesiva de azúcar o grasa.
Tomar café o té sin azúcar. Son bebidas perfectamente válidas, siempre y cuando no añadas azúcar o algún añadido hipercalórico sacado de la bollería industrial.
Beber entre uno y dos litros diarios. Mantener una buena hidratación es clave y el agua debe ser la fuente principal que nos la proporcione.
Añadir vegetales y proteínas al tupper. Si has de llevar tupper al trabajo cada día, incluye siempre verduras cocinadas o crudas y acompañalas de proteínas en forma de pollo, huevos, carne o pescado.
Evitar el sueño tras el almuerzo. Para hacerlo posible, opta por alimentos de fácil digestión que no tengan demasiadas calorías. De ese modo no tendrás la sensación de pesadez en el estómago, algo que conlleva cansancio.
Establecer rutinas saludables para mantener un peso correcto. Cuida tus hábitos de alimentación diarios y compleméntalos con una actividad física regular. Si estás trabajando, intenta tomarte algún que otro descanso para levantarte y caminar un poco, sube escaleras en vez de coger el ascensor o toma una pieza de fruta o unos frutos secos en algún momento de la mañana.

Con estos consejos lograrás no engordar si comes en el trabajo y disfrutar de una vida más sana y saludable.

Con información de Mundo deportivo.

Relacionados
En 2023, apoyos a cooperativas sumaron casi $110 millones

Por medio del programa Economía Social de la Ciudad de México, la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo otorgó …

En México, la tasa de desempleo se mantuvo a la baja: OCDE

La perspectiva de empleo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) analizó la evolución y el …

¿Por qué se generan las adicciones en el trabajo?

Muchos trabajadores están inmersos en culturas de trabajo tóxicas o con largas jornadas laborales, las sustancias o comportamientos inadecuados se …