Hacia el trabajo decente para los trabajadores en casa

El trabajo decente para trabajadores y trabajadoras en casa es un objetivo realizable. Pero precisa del esfuerzo colectivo de los gobiernos, las organizaciones de trabajadores/ras y los sindicatos, así como de personas que trabajan en casa y sus organizaciones.

Numerosas empresas se esfuerzan por tratar equitativamente a sus trabajadores/ras en home office. La OIT ha ayudado a gobiernos y empleadores a elaborar directrices de buenas prácticas para el empleo de los trabajadores a domicilio.

Dado que muchos trabajadores industriales en casa y trabajadores de las plataformas digitales son remunerados por pieza (o tarea), es importante garantizar que ganen al menos el salario mínimo y que no sean pagados menos de lo que otros trabajadores similares reciben por hora.

Las directrices ofrecen a los empleadores una serie de herramientas y listas de control para comprender mejor sus responsabilidades legales hacia los trabajadores en casa. Además proporciona orientación sobre los métodos que permiten mejorar su colaboración.

También es importante establecer expectativas claras sobre los resultados que los teletrabajadores deben alcanzar, sus condiciones de empleo, las horas en que pueden ser contactados y cómo hacer un seguimiento, rendir cuentas y evaluar los progresos.
Proporcionar las herramientas y la formación adecuadas. Tanto los directivos como los empleados necesitan las herramientas apropiadas, tales como computadoras portátiles y programas, pero también apoyo y formación.

Establecer límites al tiempo de trabajo. Por lo general, el teletrabajo ofrece a los trabajadores, la flexibilidad de realizar su trabajo en las horas y los lugares que más les convienen, permaneciendo localizables durante el horario de trabajo normal de la organización. Sin embargo, aún si las expectativas son claras, sigue siendo esencial que los empleadores reconozcan formalmente el derecho de los trabajadores a desconectarse, y que los teletrabajadores creen sus propias estrategias personales para gestionar de manera eficaz la frontera entre el trabajo asalariado y la vida personal.

Con información de la OIT.

Relacionados
La “ambición silenciosa” se basa en dar prioridad a la vida personal que a la laboral

Conoce todo sobre la “quiet ambition”, la tendencia de los jóvenes que prefieren tener vida social a escalar de puesto …

Las vacaciones se deben de entender como una necesidad de salud

Tomarse seriamente el descanso es una necesidad que deben aceptar los mexicanos. Estos días suelen ser usados para solucionar situaciones …

¿Quiénes son candidatos a la modalidad 40 y qué se necesita para darse de alta?

La modalidad 40 del IMSS o Continuación Voluntaria en el Régimen Obligatorio tuvo un aumento en 2024. Este programa permite …