Solo 38.5% de personas con discapacidad tienen participación económica en México

En México, de acuerdo de acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de la Dinámica Demográfica (ENADID) 2018, de las personas de 5 años o más que habitan en el país, 7.7 millones tienen alguna discapacidad.

El Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de la Ciudad de México, define como una persona con discapacidad a “aquella que tiene alguna limitación física o mental para realizar actividades en su casa, en la escuela o trabajo, como caminar, vestirse, bañarse, leer, escribir, escuchar, etc”.

Por su parte el INEGI, define la discriminación como “toda distinción, exclusión o restricción que, por acción u omisión, tenga por objeto o resultado obstaculizar, restringir o menoscabar el reconocimiento o goce de los derechos humanos y libertades”.

En la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad se establece que todos deberán disfrutar de condiciones adecuadas para acceder al empleo y la seguridad social.

El ejercicio efectivo de este derecho se encuentra limitado por procesos de discriminación que impiden a las personas con discapacidad a acceder a un trabajo, o en su caso, a empleos en donde se garanticen sus derechos laborales, de acuerdo con el documento sobre discriminación estructural del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).

Personas con discapacidad en el campo laboral de México
Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la población con discapacidad experimenta mayores tasas de desempleo e inactividad económica en comparación con las personas sin discapacidad, esto en 2019.

Los datos de la ENADID 2018, muestran una gran diferencia en la tasa de participación económica; entre quienes no tienen discapacidad, la tasa alcanza 65.4%; mientras en la población con discapacidad este indicador llega al 38.5%.

El menor nivel de rechazo laboral en México lo tienen las personas con discapacidad visual, pues 39.9% se encuentra en alguna actividad económica; quienes tienen incapacidad para mover o usar sus propias manos y brazos registran una tasa de participación económica de 30.2% y del total de personas con discapacidades para comer, vestirse o bañarse sólo el 16.1% se encuentra generando ingresos.

La discapacidad no hace a una persona menos, la Agenda 2030 y los ODS se comprometen a no apartar o permitir que nadie sea apartado por su discapacidad. Con esto la Organización de las Naciones Unidas (ONU) busca reactivar, catalizar y guiar a los Estados hacia los derechos humanos, tanta veces silenciados y vulnerados.

Puedes consultar: Guía para la incorporación laboral de personas con discapacidad

Con información de Valor compartido.

Relacionados
En 2023, se incorporaron 587,667 mujeres a la fuerza laboral

La incorporación de mujeres a un empleo fue mayor a la de los hombres el año pasado, lo que llevó …

Comisión del Trabajo del Senado aprueba iniciativa para aumentar el aguinaldo

La Comisión del Trabajo del Senado aprobó por unanimidad la iniciativa de Ley para duplicar el aguinaldo de 15 a …

Beneficios de iniciativa de reforma al Infonavit

La iniciativa de reforma al Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) presentada por el presidente …