La mayoría de los desempleados con discapacidad cree que no encontrará trabajo en 2022

Las consecuencias de la pandemia por Covid-19 han afectado en mayor o menor medida a todas las personas y colectivos, tanto en el ámbito de la salud como en el impacto económico y social. Aquellos que ya atravesaban dificultades han visto intensificado su riesgo de exclusión como en el caso de las personas con discapacidad, para quienes la crisis ha supuesto que se paralice o se retroceda en los cimientos de su plena inclusión.

A finales de 2020, el primer informe Discapacidad y expectativas para el nuevo año, realizado por la Fundación Adecco y CHM Obras e Infraestructuras, reflejó un sentimiento mayoritario entre las personas con discapacidad: el 70% opinaba esta es una década perdida en términos de inclusión en la que no habría progreso, ya que el distanciamiento social y la crisis económica no ayudarían a normalizar la presencia de las personas con discapacidad en la sociedad y en el mercado laboral.

Casi dos años después de la aparición del coronavirus, una conclusión parece clara: aunque lo más crudo de la crisis económica parece haber llegado a su fin, el mercado laboral sigue sin ofrecer a las personas con discapacidad las garantías suficientes para afrontar su plena inclusión.

En este marco, la Fundación Adecco y CHM Obras e Infraestructuras presentan el segundo informe Discapacidad y expectativas para el nuevo año, cuyas conclusiones se basan en una encuesta a 350 personas con discapacidad residentes en diferentes comunidades autónomas.

Estas son las principales:

Opinan que el entorno pos-Covid se antoja hostil para ellos y que fenómenos como la digitalización, la automatización de puestos de trabajo, la crisis económica que aún afecta a muchas empresas o los requisitos cada vez más exigentes de las ofertas de empleo, dificultarán a las personas con discapacidad competir en el mercado laboral del año venidero.

A pesar de su escasa confianza en el mercado laboral, el 90,7% de los desempleados con discapacidad menciona el empleo estable como su principal deseo para el año 2022, por delante de elementos como la vivienda o las relaciones afectivas.

“El empleo es la respuesta integral para el desarrollo y la plena inclusión de las personas con discapacidad, constituyendo el medio por excelencia para que puedan vivir de forma autónoma, reforzar su autoestima, incrementar la cantidad y calidad de sus relaciones personales y avanzar en su reconocimiento social. El empleo es, por tanto, el eje vertebrador que da respuesta a otras necesidades y, por ello, representa la principal reivindicación de las personas con discapacidad para el nuevo año”- destaca Francisco Mesonero, DG de la Fundación Adecco.

Según un reciente análisis de la Fundación Adecco, la plena inclusión de las personas con discapacidad no se producirá hasta el año 2242. La mayor parte de los encuestados (46,8%), suscribe esta idea y cree se trata de un anhelo que las generaciones presentes no llegaremos a ver.

Con información de Observatorio RH.

Relacionados
¿Las vacaciones pueden acumularse o tienen caducidad?

En México, el derecho a las vacaciones es un beneficio fundamental para los trabajadores. Sin embargo, surge una pregunta común …

Propuesta de ley para regular el programa de empleo temporal de la Secretaría del Bienestar

El Senado de la República deberá analizar la creación de la Ley del Programa de Empleo Temporal, un marco regulatorio …

Cooperativa Kalixtlauatl El Paraíso busca conexión con la naturaleza por medio del campismo, el senderismo y el rape

El cuidado y preservación del medio ambiente en el cuarto dinamo, en La Magdalena Contreras, llevó a la familia Fuentes …