Preocupa la desocupación laboral juvenil y femenina de Latinoamérica: OIT

La tasa de desocupación juvenil es preocupante en América Latina y el Caribe. Se mantiene en niveles sin precedentes, alerta la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Antes de la pandemia del Covid-19 rondaba en 18% y ya se consideraba elevada.

Pero con esta crisis, superó rápidamente el límite de 20% y aun no baja, sigue en su nivel de 21.4%, se precisa en la nueva edición del Panorama Laboral 2021 de América Latina y el Caribe, que ofrece una mirada a la peor crisis del empleo, desde que la Oficina Regional de la OIT comenzó a publicarlo en 1994.

Y destaca que el pronóstico sin crecimiento económico que será mucho más bajo en 2022, apenas por encima del 2%, es un indicio claro que a la región le costará más tiempo, salir de la crisis por Covid-19.

Estima que la tasa de desocupación este año, podría bajar entre 0.2 y 0.3 puntos porcentuales, para mantenerse por encima de 9%.

Y en la región, la pandemia tuvo un impacto más severo por causa de comorbilidades sociales como informalidad y desigualdad. Así, una de cada dos personas ocupadas está en la informalidad.

De los 49 millones de puestos de trabajo que se perdieron en el peor momento de la crisis por la pandemia, en el segundo trimestre de 2020, aún faltan por recuperar 4.5 millones. Y cerca de 4 millones corresponden a personas que se incorporaron a las filas del desempleo.

Destaca que la nueva edición del Panorama Laboral de la OIT que al inicio de este 2022, se estimó que hay 28 millones de personas que buscan ocupación sin encontrarla.

La tasa promedio de desocupación regional a fines de 2021 se estimó en 9.6%. Representa una mejoría desde el 10.6% que alcanzó en 2020; pero un retroceso frente al 8% que registró en 2019.

En el caso de las mujeres, la tasa de desocupación se mantiene elevada en 12.4% desde 2020. No experimentó mejoría en 2021, lo cual contribuye a amplificar el impacto de la crisis sobre desigualdad de género en el trabajo.

El golpe más intenso entre las mujeres de la región latinoamericana y caribeña, se asocia a la mayor presencia femenina en sectores económicos fuertemente afectados por la crisis económica como hotelería y restaurantes y en otras actividades de servicios y del sector hogar.

El análisis de la OIT precisa que la mayor incidencia de la informalidad también se da entre mujeres.

“Frente al escenario actual, es imperativo adaptar una agenda más amplia de políticas integrales y de gran alcance, centrada en las personas y, en particular, en la creación de empleo formal” consideró Roxana Maurizio, especialista regional en Economía Laboral de la OIT.

Señaló que sin un conjunto de medidas coherentes para generar puestos de trabajo, lo nocivo de la crisis se prolongará y dejará profundas cicatrices sociales y laborales por un largo plazo en América Latina y el Caribe.

Con información de Bertha Becerra, El Sol de México.

Relacionados
México avanza en la paridad de género en el ámbito de la programación

La demanda de talento especializado y un cuestionamiento en los roles en tecnología han permitido que el país avance en …

El salario mínimo en México tuvo un incremento real de 86.6%

Entre los países que cuentan con un salario mínimo, el promedio de crecimiento real fue de 12.8% en un período …

¿La hora de comida cuenta como tiempo de trabajo?

La gestión adecuada del horario de comida para los trabajadores es un aspecto importante, tanto para las empresas como para …