Cuanto más descansado estés, mejor trabajarás

Dormir, y dormir bien especialmente, es clave para nuestro descanso, pero no lo es todo. La doctora Sandra Dalton-Smith, fundadora de Restoriasis, empresa especializada en la prevención del agotamiento y en técnicas para armonizar el trabajo y la vida lo explica de manera clara: “los humanos necesitan siete tipos de descanso: físico, mental, social, creativo, emocional, espiritual y sensorial”.

Así que el descanso es más complejo de que lo que pensamos y, aunque todos los tipos de descanso están relacionados, puede que tu déficit esté relacionado con uno de ellos en especial. Por eso, si aún habiendo dormido, notas que te cuesta concentrarte en el trabajo o tienes dolores de espalda, te molestan los ruidos excesivamente o percibes que te irritas con facilidad, tienes que buscar la causa en un lugar diferente de la cama. Es importante detectarlo a tiempo.

Como explica Alex Soojung-Kim Pang, consultor e investigador de Silicon Valleyy y autor del libro Rest: Why you get more done when you work less explica: “Si sé por qué necesito (y merezco) descansar, es mucho más fácil para mí reservar tiempo intencional para hacerlo. El descanso no es esta actividad sobrante opcional. El trabajo y el descanso son en realidad socios. Son como diferentes partes de una ola. No se puede tener lo alto sin lo bajo. Cuanto más descansado estés, mejor trabajarás”.

NECESITAS DESCANSO MENTAL SI:

Notas que te cuesta concentrarte en el trabajo o en una simple conversación o te quedas más tiempo de lo normal intentando responder un mail o leyendo la página de un libro. Lo que antes hacías de forma ágil, ahora te cuesta un mundo.

CÓMO DESCANSAR TU MENTE:

Haz parones cada hora durante tu jornada laboral. Levántate, da un paseo de diez minutos, sal a la calle y respira profundamente.
Ayúdate de una libreta para apuntar tus pensamientos o tareas, de esta manera descargarás tu cerebro.
Los fines de semana, apaga el móvil y aprovecha para activar tus sentidos dando un paseo por la naturaleza o reuniéndote con tus amigos.

 NECESITAS DESCANSO FÍSICO SI:

Te duele el cuerpo: los músculos de la espalda, la cabeza… y te fatigas con facilidad en situaciones que antes dominabas como subir una escalera o permanecer más tiempo de pié.

CÓMO DESCANSAR TU CUERPO:

Mima tu cuerpo con una sesión de masajes relajantes, un baño de espuma o regálate una siesta el fin de semana.
Cuida tu alimentación. Nuestro cuerpo necesita de la energía que le aportan los alimentos para estar activo.
Empieza el día poniendo a punto tus cuerpo con unos estiramientos suaves y evita el sedentarismo, es decir, permanecer demasiado tiempo sin moverte a lo largo del día. Por ejemplo, frente al ordenador o tirada en el sofá. Ten una vida activa.

NECESITAS DESCANSO SOCIAL SI:

Sientes que funcionas en una especie de piloto automático con la gente. Tu sonrisa no es natural y te abordan demasiado pensamientos negativos sobre los demás: los juzgas o te vuelves más competitivo. Socializar es un arte agotador.

CÓMO DESCANSAR TUS RELACIONES:

Reduce tu vida social y busca la compañía de esas personas (familiares y amigos) que te hacen sentir cómoda, con las que no tienes que activar tu pose social, que te comprenden y te escuchan.
Tómate un tiempo para ti sola. También necesitamos de esos momentos para estar con nosotros mismos para ordenar tus pensamientos y nuestras emociones

NECESITAS UN DESCANSO EMOCIONAL SI:

Estás irritable, anímicamente como una montaña rusa, pasas de llanto a la risa con una facilidad anormal.El cansancio emocional suele estar muy relacionado con el estrés de la vida diaria o con el que nos provocan situaciones concretas o traumáticas.

CÓMO DESCANSAR EMOCIONALMENTE:

Habla de cómo te sientes con una persona que sepa escucharte. Hay que dar salida a esas emociones.
Puede dedicar unos minutos al día para ordenar esas emociones ecribiéndolas en un diario o meditando.
Pon freno al estrés, reduciendo tu autoexigencia, diciendo no cuando sea necesario y practicando la amabilidad contigo misma.

 

Con información de María fernández córdoba. Telva.

Relacionados
Cuándo parar y pedir vacaciones en el trabajo para no llegar al agotamiento

El burnout, también conocido como desgaste laboral, es un problema creciente que afecta a un gran número de trabajadores en …

Planear o no el retiro desde el primer trabajo

El primer trabajo ofrece la oportunidad a las personas jóvenes de pensar en su jubilación, así como planean su carrera, …

Salarios contractuales alcanzan el crecimiento real más alto de la historia

En el cierre de la primera mitad del año, las revisiones salariales del personal sindicalizado acumularon 18 meses con saldos …