Salario semanal, quincenal y mensual: ventajas y desventajas

Apesar de que en México gran parte de las empresas realizan los pagos a sus trabajadores de manera quincenal, existen algunos giros en los que se acostumbra pagar semanal o mensualmente. Si te preguntas cuál esquema es mejor para tus finanzas, aquí te dejamos algunos puntos a favor y en contra de cada modalidad.

Primero, hay que saber que la Ley Federal del Trabajo establece en su Artículo 88 que los plazos para el pago del salario nunca podrán ser mayores de una semana para las personas que desempeñan un trabajo material y de quince días para los demás trabajadores.

En estricto apego a la ley, el salario mensual no debería existir, pero es una práctica que muchas empresas manejan y que depende del tipo de contrataciones que llevan a cabo, como por honorarios, por ejemplo.

Los trabajadores que reciben sólo un pago por mes afirman que tal modalidad les ayuda a administrar mejor su dinero; agrupan los gastos fijos, como el pago de renta, servicios o la tarjeta de crédito y disponen del restante para solventar los gastos diarios o incluso, uno que otro lujo.

Sin embargo, recibir sólo un salario al mes implica un gran reto para hacer que alcance, pero si se logra ese nivel de organización, los beneficios al bolsillo serán muchos.

El pago quincenal evita que las y los trabajadores sientan que el dinero no les alcanza, aunque una de las desventajas es que, sin una organización adecuada, se corre el riesgo de hacer gastos innecesarios o gastos hormiga, los cuales no permiten que se dimensione la cantidad de dinero que se fuga, lo que origina que las personas terminen gastando más de lo que pueden pagar.

Por una parte, el recibir un salario mensual puede ayudar a evitar gastos hormiga, pero el sueldo quincenal da la tranquilidad de tener dinero seguro a mitad de mes.

En lo que corresponde al salario semanal, este es beneficioso para suavizar los pagos fijos que agobian a inicio de mes o quincena y que ponen en riesgo la solvencia de los gastos diarios del resto de las semanas. Sin embargo, la gran desventaja es que, al dividir el sueldo mensual en cuatro pagos, la cantidad de dinero que se recibe a la semana es menor, lo que no ayuda a cubrir pagos grandes o imprevistos.

Las tres formas de recibir un salario tienen ventajas y desventajas que deben solventarse con una adecuada administración financiera para que el dinero rinda, se ocupe para lo más necesario y no se acabe antes de tiempo.

Con información de Paula Eloísa Sánchez. Mi Bolsillo.

Relacionados
Cuándo parar y pedir vacaciones en el trabajo para no llegar al agotamiento

El burnout, también conocido como desgaste laboral, es un problema creciente que afecta a un gran número de trabajadores en …

Planear o no el retiro desde el primer trabajo

El primer trabajo ofrece la oportunidad a las personas jóvenes de pensar en su jubilación, así como planean su carrera, …

Periódico de ofertas de empleo de la segunda quincena de julio de 2024

La Secretaría de Trabajo y Fomento al Empleo publicó 3 mil 233 oportunidades laborales a través del Periódico Ofertas de …