Lo que debes saber acerca del pago de utilidades

El límite al reparto de utilidades no es un mínimo; es decir, no hay una obligación legal de entregar un monto equivalente a tres meses de salario.

La participación de los trabajadores en las utilidades de la empresa, también conocida como PTU, es un derecho protegido por la Constitución y regulado por la Ley Federal del Trabajo (LFT). Desde el 2021 hay una nueva fórmula para el pago de esta prestación, aunque se aplicó por primera vez hasta el 2022.

Lo primero que tienes que saber es que con la reforma de subcontratación el reparto de utilidades fue topado a tres meses de salario o el promedio del pago recibido en los últimos tres años, la cantidad más alta es la que debe recibir el trabajador. Este criterio fue incorporado a al LFT a petición del sector privado para evitar distorsiones en la PTU al eliminar el outsourcing basado en suministro de personal.

¿Cómo se aplica este tope? Las empresas deben destinar el 10% de sus ganancias para repartir, esa cantidad la dividen en dos partes iguales, la primera mitad se reparte por igual entre los trabajadores considerando el número de días laborados; la otra parte, se divide proporcionalmente con base en el salario percibido.

Una vez individualizado el pago, las compañías lo pueden topar a tres meses de salario (si excede este límite) o entregar un monto equivalente al promedio del PTU pagado en los últimos tres años.

Este tope incorporado en la LFT no es un mínimo; es decir, una empresa no está obligada a entregar tres meses de salario por concepto de reparto de utilidades, se trata de una fórmula que se aplica cuando la cantidad a pagar excede los 90 días de salario.

Sin embargo, la legislación laboral tampoco prohíbe a las empresas entregar un monto superior a los 90 días de salario. De hecho, una encuesta de AON identificó que en 2022 el 55% de las compañías consultadas realizó el pago del PTU sin usar el tope legal.

El límite de tres meses al reparto de utilidades ya fue declarado constitucional por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), el argumento es que la Carta Magna no establece ningún tope, por lo que puede ser una fórmula modificable en la LFT.

Pero con esta resolución, la Corte también indicó que cuando un empleado tenga menos de tres años de antigüedad, la empresa debe calcular el promedio del PTU pagado en el puesto de trabajo o categoría que ocupa la persona trabajadora.

De acuerdo con la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), la reforma de subcontratación permitió que más personas accedieran al reparto de utilidades, una prestación que era evadida a través del outsourcing. Según datos de la dependencia, en 2022 cerca de 2.7 millones de personas accedieron por primera vez a este beneficio.

PTU 2024: Lo que debes saber
El objetivo del reparto de utilidades es reconocer el esfuerzo de los trabajadores en la generación de las ganancias. En Latinoamérica, otras economías que tienen esquemas similares son Brasil, Chile, Perú y Venezuela.

La obligación de pagar la prestación se genera con la declaración anual de impuestos, en el caso de las empresas, a partir del 31 de marzo -último día para presentar la declaración- tienen 60 días para repartir las ganancias, se dispersan las utilidades generadas del año anterior, en este caso, serán las del 2023.

La Ley Federal del Trabajo establece algunas excepciones, en el reparto de utilidades no participan directores, gerentes y administradores, el resto de los empleados debe recibir el pago, esto incluye también a las personas en puestos de confianza, aunque hay una regla especial para estos casos.

Cuando se trata de personal de confianza, si su salario es superior al del empleado sindicalizado de más alto nivel, el sueldo de éste se aumenta al 20% como remuneración máxima. Con esta referencia se individualiza el pago del personal de confianza.

De acuerdo con la legislación laboral, las compañías están libres de realizar el pago cuando se encuentran en los siguientes escenarios:

Son de nueva creación y están en su primer año de operaciones
Son de nueva creación y están dedicadas a la elaboración de un producto nuevo, durante los dos primeros años de funcionamiento
Están en la industria extractiva, son de nueva creación y se encuentran en período de exploración
Instituciones de asistencia privada, reconocidas por las leyes, que con bienes de propiedad particular ejecuten actos con fines humanitarios de asistencia.
Tienen un capital menor al fijado por la STPS por ramas industriales
El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y los organismos descentralizados con fines culturales, asistenciales o de beneficencia también forman parte de la lista de excepciones.

Con información de Gerardo Hernández, El Economista.

Relacionados
¿Cómo calcular el finiquito?

Generalmente cuando un trabajador renuncia de manera voluntaria a su empleo, la empresa está obligada a pagar una cierta cantidad …

Cómo cumplir con la NOM-036 sobre factores de riesgo ergonómicos en el trabajo

La aplicación de la norma referente a los riesgos ergonómicos en el trabajo fue aplazada a petición de los patrones, …

El reparto de utilidades se hará dentro de los 60 días siguientes a la declaración anual

Una vez que los contribuyentes han cumplido con el pago de los impuestos, es momento de cumplir con otra obligación, …