Demanda por esquemas flexibles por parte de las personas que buscan trabajo creció 146%

Pese a una disminución en las ofertas de empleo con home office, la demanda por esquemas flexibles por parte de las personas que buscan trabajo creció 146% en el último año.

En un contexto de retorno a las oficinas y con empresas eliminando el trabajo remoto, las compañías que han mantenido la flexibilidad laboral llevan la delantera en la guerra por el talento. El comportamiento de las personas en la búsqueda de empleo apunta a una nueva realidad: apostar por un modelo presencial y rígido sólo generará más dificultades para atraer nuevos perfiles.

El informe El futuro del reclutamiento 2024 de LinkedIn evidencia que los anuncios de trabajo con un modelo laboral flexible tienen 29% más de probabilidad de recibir solicitudes de empleo en comparación con las ofertas que no contemplan ningún tipo de flexibilidad.

“Muchos candidatos ya ni si quiera consideran la oferta si no hay home office o trabajo híbrido, ya no es ni si quiera negociable, hay personas que no contemplan una oportunidad sino hay esas opciones. Es una condición para participar en el proceso y sí están perdiendo las empresas candidatos por no tener estos esquemas”, dice Alejandra Toscano, directora general de DNE Consulting.

De acuerdo con la investigación de LinkedIn, el 50% de los reclutadores reconoce un impacto negativo en la atracción de talento cuando ofrecen un esquema presencial, esa cifra disminuye a 36% entre los que cuentan con un modelo híbrido y desciende hasta el 8% en las empresas que mantienen teletrabajo a tiempo completo.

¿Es remoto o presencial? Esa es la primera pregunta que están planteando muchas personas, señala Alejandra Leal, fundadora de Remota.mente, academia de empleabilidad. En la experiencia de la también headhunter, el valor que ha alcanzado la flexibilidad laboral para los trabajadores los hace priorizar vacantes que garanticen estos esquemas, incluso más allá del sueldo.

“Ya ni si quiera vemos posturas tan rígidas como sólo buscar trabajo remoto, con que no exista trabajo híbrido, ya encontramos ‘peros’ con los candidatos”, expone Alejandra Leal.

Los datos de LinkedIn indican que pese a una reducción del 46% de las ofertas de trabajo con trabajo remoto en el último año, la demanda del talento por oportunidades de trabajo con esquemas flexibles creció 146 por ciento.

“Ya no es un beneficio, es más una prestación que buscan las personas. La flexibilidad ha permitido un mayor control del tiempo, las personas pueden destinar más tiempo a otras actividades que cuando se trabaja presencial, se tienen cosas que antes no se tenían, y eso da una sensación de libertad y es algo que se valora”, apunta Alejandra Toscano.

Los datos de LinkedIn muestran un crecimiento general del 10% en la importancia del trabajo flexible como parte de la oferta de valor al empleado, pero en los trabajadores más jóvenes ese valor incrementó 14% en el último año.

“No hay duda de que los empleadores están llamando en masa a los trabajadores a la oficina. Pero algo más también está claro: estas políticas harán que sea más difícil para los empleadores contratar a los mejores talentos”, advierte la red profesional en su informe.

Revés al teletrabajo, ¿buena idea?
En 2024 se ha observado un mayor interés de las compañías por retornar a los esquemas tradicionales. De hecho, el informe El trabajo híbrido llegó para quedarse de Ipsos, confirma que México es el país con mayor proporción de trabajo presencial en Latinoamérica.

Los motivos para eliminar el teletrabajo son muchos, pero la realidad es que la exigencia por la flexibilidad laboral se mantendrá luego de que las personas ya experimentaron los beneficios de este tipo de esquemas, coinciden las especialistas.

Para Alejandra Toscano, el home office demostró que hay una vida después del trabajo. “Las horas que las personas se ahorran en un trayecto se aprovechan para un sinfín de actividades o incluso descansar. Además, hay una disminución del estrés, el hecho de poder convivir con tu mascota, el poder pararte a tu cocina, son pequeñas acciones que ayudan a disminuir el estrés”.

En eso coincide Alejandra Leal, los espacios con la familia, la oportunidad de hacer otras actividades como el ejercicio, son algunos impactos positivos del teletrabajo que las personas valoran y llegan a priorizar mucho más que el sueldo. “Hoy nos preocupamos más por sentirnos sanos mentalmente, que sólo por tener la bolsa llena de dinero”.

Los trabajadores se han acostumbrado a acuerdos laborales flexibles y no están dispuestos a renunciar a ellos, puntualiza LinkedIn en su reporte. En ese sentido, una de las tendencias en el reclutamiento es que los profesionales de atracción de talento deberán asumir un papel más proactivo en la promoción del trabajo remoto.

“Nadie es más consciente de la demanda de trabajo flexible que la contratación de profesionales, que reciben comentarios de primera mano de los candidatos. Si bien la asistencia técnica no establece políticas, los líderes de la asistencia técnica pueden compartir datos en tiempo real y abogar por el trabajo flexible. Esto incluye mostrar el mercado al que se dirige y lo que es posible si se busca talento en otras geografías, además de compartir anécdotas sobre cómo los empleados remotos están teniendo éxito”, indica la red profesional.

Con información de Gerardo Hernández, El Economista.

Relacionados
Jornadas laborales superiores a la ley se castigarán con hasta 12 años de prisión

Los cambios que entraron en vigor este mes tienen por objeto eliminar el uso de horarios laborales inhumanos y sin …

Múltiples beneficios del trabajo híbrido de acuerdo con estudio

Tras la pandemia, el trabajo digital o a distancia adquirió una relevancia que transformó muchas actividades profesionales. No obstante, tras …

¿Cómo identificar un mal ambiente laboral?

Hoy en día, más allá del salario y las prestaciones, las personas ponen más atención en el campo donde desarrollarán …